fbpx

Qué es la higiene postural y cómo mejorarla en el ámbito laboral

 

Se define como higiene postural a una serie de normas que hay que seguir para lograr que el cuerpo mantenga una posición correcta, tanto cuando se mueve como cuando se encuentra en estado de reposo, con el objeto de evitar lesiones y daños, especialmente en la columna vertebral.

Cómo mejorar la higiene postural

Dependiendo de las actividades que realicemos a lo largo del día las personas adoptamos posturas diferentes. Si adquirimos malos hábitos, como posturas forzadas, movimientos repetitivos, malos levantamientos, etc, pueden surgir dolores, especialmente en la espalda. Corregir esos malos hábitos mitigarán o evitarán esos dolores.

A continuación te mostramos unas recomendaciones básicas que te ayudarán a corregir posibles problemas de higiene postural.

Recomendaciones generales para una positiva higiene postural

  • Cambia de postura cada poco tiempo, alternando actividades que impliquen tanto estar sentado como de pie y en movimiento.
  • Intercala pequeños descansos cuando estés realizando alguna actividad.
  • Busca siempre la postura más segura y cómoda para tu espalda cuando tengas que realizar algún esfuerzo.
  • Planifica los movimientos que vayas a realizar, sin prisas.

Higiene postural al estar sentado

  • Apoya los pies en el suelo de una forma completa e intenta mantener siempre tus rodillas por encima de tus caderas o a la misma altura.
  • Cuando estás sentado tu espalda debe tener la misma postura erguida que mantiene cuando estás de pie.

Higiene postural al levantar y transportar pesos

  • Cuando vayas a levantar un peso agáchate flexionando tus rodillas y manteniendo tu cabeza levantada y tu espalda recta, con ambos pies separados y bien apoyados en el suelo.
  • Levanta el peso con tus codos flexionados y únicamente hasta la altura del pecho. Si necesitas subirlo más arriba, utiliza una escalera o banqueta.

Higiene postural al estar de pie

  • Cuando estés de pie y parado procura tener un pie apoyado en un objeto, alternando el otro cada poco tiempo.
  • Procura andar cada poco tiempo, aunque únicamente sea unos pasos.
  • Evita los zapatos de tacón muy alto en el trabajo.

Higiene postural al levantarte y sentarte

  • Siempre que tengas que levantarte de una silla procura hacerlo apoyándote en el reposabrazos.
  • Al sentarte hazlo con control, sin desplomarte sobre el asiento, y procura estar siempre apoyado en el respaldo, manteniendo tu espalda recta.

Utiliza calzado profesional en tu trabajo

Uno de los principales factores para tener una adecuada higiene postural en el trabajo es llevar un adecuado calzado profesional. Estas son algunas de las características comunes que debe tener un buen calzado en el trabajo, ya sea este en hostelería, sanidad o industria:

  • Suela de Poliuretano, o similar, con el objeto de proporcionar confort al caminar y de evitar peligros al ser antideslizante.
  • Calzado transpirable. En el trabajo los pies tienden a sudar y esa humedad favorece la aparición de hongos.
  • Tamaño adecuado, sin que apriete ni quede “suelto”.
  • Zapatos sin tacones o, si se exige su uso, que nunca supere los 4 centímetros.

Esperamos que este post te haya servido para saber qué es la higiene postural, así como para darte cuenta de que adquiriendo únicamente unos pocos hábitos, además de llevar el calzado adecuado, puedes eliminar esos molestos dolores que todos hemos tenido en algún momento como consecuencia de nuestra actividad profesional.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies